Los familiares, amigos y empleados de la mansión del difunto Pepote Cabezas se reúnen con un notario para desvelar las últimas voluntades del fallecido. Pepote Cabezas murió, aparentemente, de un ataque al corazón hace apenas cinco días, la noche de Nochebuena, en la soledad de su habitación. No obstante, lo que de primeras parece un mero trámite legal celebrado en el despacho del propio Pepote, en su mansión, no tardará en convertirse en la búsqueda y captura de su asesino.

Tanto si has jugado alguna vez al Cluedo en vivo, como si estás deseando probarlo, has de saber que nuestros Cluedos en vivo te garantizan una noche intrigante, original y divertida.