Los pacientes de un hospital psiquiátrico especializado en enfermedades raras son invitados por su psiquiatra personal, el Doctor Dhivago, para una reunión muy especial. Cada uno desde su celda, tendrá que conectarse con su propio ordenador, y conectarse a esta reunión por videoconferencia.  El objetivo de esta reunión virtual es corroborar que los pacientes ya están curados y que pueden abandonar el hospital.

El celador del hospital será el encargado de organizar este encuentro entre los pacientes hasta que llegue el Doctor Dhivago. Una vez iniciada la reunión online, no obstante, el celador les informará que el doctor ha fallecido debido a un fatal golpe en la cabeza, hace apenas unas horas. Con esta nueva noticia, lo que parecía ser una alegre y divertida reunión online de despedida se convierte en una loca búsqueda del asesino, en el que los pacientes no solo tendrán que demostrar que están sanos sino, también, que ellos no han cometido el crimen.